Secretos liberales (intercambio de parejas)

Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

A causa de la crisis sanitaria originada por el Covid-19 cerramos temporalmente desde hoy sábado 14 de Marzo. Volveremos pronto, os informaremos en nuestra web y redes sociales. Te echaremos de menos, pero tu salud es lo primero. Por favor sigue las recomendaciones oficiales y quédate en casa. ¡Nos vemos pronto!


Autor Tema: Swingers, un estilo de vida  (Leído 75 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Neo

Swingers, un estilo de vida
« en: 15 de Marzo de 2020, 13:04 h »

Muchas veces se escucha hablar de los swingers o intercambios de pareja. Es una opción que toman muchas parejas en nuestro entorno, incluso para muchos es un estilo de vida.
Normalmente, se lleva de forma discreta por los tabús que aún tiene la nuestra sociedad actual sobre el intercambio de pareja o las relaciones abiertas.
 La vergüenza del qué dirán pero a la vez la excitación por una aventura fuera de la relación de pareja nos llevan a encontrarnos con las parejas swinger.

¿Qué significa ser swinger?

Primero de todo, tener en cuenta que no es necesario que una pareja o matrimonio intercambie placeres sexuales con otra, sino que hay distintas variantes. Puede ser con otra pareja, en un trio, solo con caricias o con otros mirando la propia relación de la pareja. Cada pareja decide hasta donde lleva o no la relación, siempre de mutuo acuerdo entre los dos y los terceros implicados, con el máximo respeto a los límites establecidos previamente entre los que participan en ese encuentro sexual.

Dicha actividad podrá ser en espacios públicos o privados y también existen una multitud de locales de este tipo donde encontrarse con otras personas o parejas con quien practicar dichas relaciones. En este último caso, las relaciones entre dos hombres suelen estar prohibidas, en cambio entre dos mujeres están permitidas. Este tipo de juego íntimo, entre las diversas modalidades, sería el conocido blizz, entendido como parejas que deciden ir a un club con el fin de que la mujer mantenga relaciones o juegue con otra mujer y los hombres miren.

Como comentába anteriormente, no es necesaria la penetración dentro de un acuerdo entre parejas swingers o relaciones abiertas. Nos podemos encontrar con personas que les gusta mirar mientras mantenemos sexo con nuestra propia pareja, parejas que les gusta mantener relaciones mientras ven a otra pareja tenerlas, otros que prefieren caricias o los que sí quieren sexo con penetración con un desconocido La madurez de la relación de pareja

Seamos conscientes de que no se trata de una fantasía, cosa que muchas parejas pueden tener, sino que es algo que estamos llevando a la realidad, y que por lo tanto podrá tener consecuencias negativas si no estamos preparados mentalmente para lo que supone. Hay que saber que puede no ser lo que esperamos, que los limites impuestos pueden no ser válidos, o incluso que uno de los dos no acepte la situación. Ha de ser algo hablado previamente entre los dos, acordado y bien meditado.

La consecuencia más frecuente en este tipo de situaciones son los celos, como resultado de que uno de los dos no se sienta tan integrado o valorado en la situación, por lo que es necesario tomar distancia si las cosas no están resultando como esperábamos. Vuelvo a repetir que una cosa es la fantasía y otra creer que lo único que quiere tu pareja es mantener relaciones con otras personas y no contigo, o que incluso necesita de ello para mantener la propia relación.

Quizá te estés planteando probar y tengas dudas, y una de las primeras preguntas que te ronde por la cabeza sea “¿Y si le gusta más lo que le hacen que lo que tiene conmigo?”. En ese caso debéis tener muy claro de que se trata de una aventura, un juego sexual donde el objetivo es disfrutar, no tener una implicación sentimental como es vuestro caso como pareja estable. De la misma forma, no debería haber ningún problema para que ninguno de los dos llegue al orgasmo. Se trata de disfrutar, probar cosas nuevas con personas que no conocemos y que no saben qué nos gusta. ¡Esa es la diversión!

¿Qué reglas son necesarias?

Las reglas son simples. Hay que mantener en todo momento los límites establecidos previamente y respetar lo hablado con la pareja, no participando nunca en estas actividades en solitario o sin consentimiento de la otra parte de la pareja. Romper las normas y no respetar los limites propios o de terceros implicara el fin de la relación y la finalización de dicho encuentro. Si uno es el tercero deberá de esperar a ser invitado de forma explicita a la relación.

Las principales reglas que debemos tener claro para no tener posteriormente repercusiones emocionales son:

Tener claros los posibles pros y contras que podemos encontrarnos al asumir este tipo de relación.
Realizar el acto sexual siempre que nuestra pareja esté a favor. Hacerlo a escondidas puede tener efectos muy negativos.
Disfrutar pero no vincularse emocionalmente en ningún momento.
Utilizar preservativos siempre.
Si todo esto está claro y presente y si la pareja o persona decide que quiere participar en ello puede buscar lugares o personas que quieran compartir esas situaciones buscando finalmente pasarlo todos lo mejor posible.

Dejar claro que todo este tocho de articulo no es mio, esta copiado de una web y su autor es Dr. Jaume Guinot, espero que sea de ayuda.
 
« última modificación: 15 de Marzo de 2020, 13:08 h por Neo »
En línea
Sueña como si fueses a vivir siempre y vive como si fueras a morir mañana...
Carpe diem